El final del otoño e inicio del invierno es una época del año en donde las temperaturas descienden y suelen aparecer en nuestros organismos los usuales catarros, gripes y resfriados. Ciertos alimentos ricos en vitamina A y/o vitamina C ayudan a activar nuestras defensas.

Nos hemos reunido con Álvaro Gallego, asesor nutricional en el centro ZEM Castro Urdiales, para que nos explique cuales son realmente esos “super alimentos” para afrontar el invierno con las defensas de nuestro organismo activadas.

Álvaro lleva la área de asesoramiento nutricional en el centro deportivo ZEM Castro Urdiales. Si quieres perder peso o estabilizar tu peso, sea por salud, por bienestar, por estética, por autoestima o porque eres un deportista y quieres competir en el peso idóneo para tu disciplina, no dudes en pedir cita.

Álvaro, sabemos lo conveniente que es tener las defensas altas para un mejor estado de salud general, pero en estos meses ello es aún más importante. ¿Como nos puede ayudar la alimentación en ello?

Un aspecto a tener muy en cuenta es aumentar el consumo de alimentos que tengan función antioxidante, dentro de este grupo encontramos aquellos que favorezcan el aporte de vitaminas A y C. Con ello aumentaremos la resistencia general a las infecciones elevando el sistema inmunológico.

Vale, entendido, vamos a hablar primero de la Vitamina A. ¿Qué es? ¿En que alimento la encontramos? ¿Qué beneficios aporta?

La vitamina A es una vitamina liposoluble y ayuda a mantener en buen estado la vista, el sistema inmunitario y la capacidad de reproducción. También aporta beneficios para el corazón, los pulmones y los riñones, entre otros órganos.
La vitamina A se divide en dos tipos: la vitamina A preformada, que se encuentra en carnes, pescados y productos derivados de la leche; y la provitamina A, que se encuentra en frutas, verduras y vegetales.
Algunos alimentos con alto contenido en vitamina A son: Calabaza, Zanahoria, Boniato y Caqui (gran aporte tanto de Vit A como Vit C).

¿Y la vitamina Vitamina C?

La vitamina C, también conocida como vitamina antiescorbútica o ácido ascórbico, es una vitamina hidrosoluble imprescindible para el desarrollo y crecimiento. Favorece la curación de heridas y formación de tejido y es parte clave para una correcta absorción del hierro. Es quizá el aporte más importante a la hora de sanar resfriados comunes.
Las frutas y los vegetales son la fuente mayoritaria de vitamina C. Algunos ejemplos: Naranja, Tomate, Mandarina, Pimientos, Kiwi, Fresas y Brócoli.

Álvaro, al final vemos que con productos no procesados y sin suplementos podemos activar nuestras defensas. Tomamos nota, tenemos que consumir productos ricos en Vitaminas A y Vitamina C. Antes de dar por concluida esta entrevista ¿Tendrías otros alimentos que recomendaros para afrontar el invierno?

Otros alimentos importantes a tener en cuenta para incluir en nuestra rutina alimentaría para mantener o aumentar el sistema inmunológico son:
=> El Yogur: es una de las mejores formas para defenderte de posibles enfermedades cuidando tu sistema digestivo. Alimentos con alto valor en probióticos como el yogur y las leches fermentadas incrementan las bacterias beneficiosas presentes en nuestro tracto digestivo y con ello favorecen la prevención de resfriados o gripes.
=> Ajo y cebollas: ambos son dos alimentos que contienen propiedades antibacterianas y antivirales. Tenerlos siempre a mano en nuestra cocina y utilizarlos para darle ese pequeño toque de sabor particular a nuestros platos nos dará un plus en esta época del año.

Gracia Álvaro por tu tiempo y por haber compartido con nosotros tus conocimientos sobre alimentación. Nos despedimos deseando que los consejos de Álvaro os permitan afrontar el invierno con vuestras defensas activadas.